palomitas de maíz

Cuidado con.... las palomitas de maíz

Sorprendentemente comer palomitas de maíz no es tan malo como puedas pensar.

Sin embargo, el secreto está en dónde y cómo las comas. De ser saludables, pueden pasar a ser tu peor enemigo...

Muchos son los mitos que rodean a las palomitas de maíz, y al delicioso placer de comerlas delante de una buena película. Y aquí queremos desmitificar y puntualizar algunos aspectos de ellos. Al final, como en todo, lograr un equilibrio, y ser conscientes en la forma en que te alimentas es lo que determina cuándo un alimento es bueno, o malo para ti.

Beneficios

  • Las palomitas de maíz tienen muchos polifenoles, que son un grupo de sustancias químicas que tienen efectos antioxidantes en el organismo, reduciendo no sólo enfermedades degenerativas, sino el colesterol.
  • Tienen fibra suficiente para ayudar a combatir el estreñimiento.
  • Vitamina E, la cual es sumamente beneficiosa en los procesos metabólicos y en el sistema circulatorio como vasodilatador.
  • Contienen Vitamina B1, conocida como Tiamina, que ayuda a convertir los hidratos de de carbono en energía que tu cuerpo requiere para funcionar.
  • Tienen un efecto saciante, y a la vez, contienen pocas calorías.

PEROOOOOO..... Todo depende de dónde la comas y cómo lo hagas.

  • En el cine, has visto como se recicla el aceite una y otra vez? Estos aceites quemados, son tóxicos para el organismo, aparte de que el tipo de aceite usado, generalmente barato, de tipo industrial, contiene grasas saturadas, que lejos de ayudar a tu organismo a liberar tu sistema circulatorio del colesterol malo, tiene el efecto justamente contrario.
  • Mantequilla a chorros. Si eres de los que le gusta chuparse la mantequilla de tus cocalecas (como les dicen en Dominicana, o Cotufas en Venezuela), espero que sepas que también estás añadiendo colesterol a tus arterias, estás consumiendo calorías por cubetas y si las palomitas podían ser saludables... ya no más.
  • Sal. Si te encanta sentir como la sal corta tus labios y tus ojos rechinan con el alto contenido de sal. Debes saber que la sal en exceso en vez de ayudar a que circule el agua en tu organismo, hace que la retengas, que tu tensión arterial se eleve y tu peso se dispare por las nubes.
  • Maíz transgénico. Hemos hablado en otras notas (resaltada aquí) de lo que son los transgénicos, y como el maíz industrial es uno de los que más alteraciones tiene en su adn, y los efectos en tu salud.

En conclusión, las palomitas per se, no son malas y aquí te doy un par de tips para que sigan siendo saludable y puedas disfrutarlas

  • Come las palomitas naturales, no las bañes en mantequilla.
  • Las palomitas tienen su sabor natural delicioso, no les añadas sal, y si lo haces, solo un toque.
  • Trata de comer las palomitas que no sean de microondas, usa granos naturales y aceites como el de coco cuando las prepares en casa.
  • Si te vas a dar el gusto de comerlas en el cine, procura ver que la maquina no esté quemando el aceite, ni que se vea negra del uso de aceite quemado. Exige que te sirvan casi delante de tí las recién preparadas.

!Disfruta tu película, no te la queremos amargar, pero el final de la película no te va a gustar si sales de ella con unos kilos de más por malos hábitos!

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)