frambuesa

La Frambuesa, delicada pero poderosa frutilla.

La frambuesa puede pasar desapercibida por pequeña y sabor fuerte pero delicado al paladar.

Usada casi siempre en postres, pero ahora que sepas todo lo que hace, querrás sembrarla en cualquier macetero que tengas en casa.

Esta pequeña frutilla, debe su sabor fuerte a la cantidad de ácidos que contiene. Acidos que por lo demás son increíblemente útiles a tu organismo como el ácido cítrico, el cual es un excelente anti oxidante de las células ayudando a combatir los efectos de la vejez , y prevención del cáncer al retrasar la proliferación de los radicales libres que afectan el proceso de mitosis de las células.

Tiene un alto contenido de ácido elágico, el cual es un protector natural ante las inflamaciones, el colesterol, y retrasa el avance de células cancerígenas.

También contiene ácido fólico, también conocido como vitamina B9, la cual si estás embazarada es ideal para ayudar a prevenir espina bífida en el bebé en gestación .

Contiene una gran cantidad de fibra, que estimula el sistema digestivo, evitando el estreñimiento. Pero está contraindicada si tienes gastrointestinales, pues puede acentuar la diarrea.

Contiene una carga importante de vitamina C, la cual eleva las defensas de tu sistema inmunológico ante virus como la gripe, como también contribuye a la absorción del hierro.

Su potasio es ideal para mantenerte hidratado, ya que el mismo es un mineral que interviene directamente en el balance del agua dentro de las células en un balance casi rítmico con el sodio. El potasio también juega un papel crucial en el balance del Ph (acidez) de tu sangre, y tiene un efecto diurético, ayudando a eliminar el exceso de agua (y peso) a través de la orina.

Comer una taza de frambuesas ocasionalmente ayuda a eliminar el colesterol de la sangre, a la vez que por sus folatos, ayudan en la producción de los glóbulos rojos.

En fin, considera a las frambuesas y a su sabor intenso, como un reflejo de lo potente y revitalizadora que puede ser en tu organismo. Si te es posible consumirla fresca en frutilla, hazlo cuando veas que sus frutos están bien rojos, sin moho, y sus tallos color verde intenso, pues es muy perecedera, al ser cortada, rápidamente sus beneficios empiezan a decaer.

Si tienes un jardín, y vives en una zona templada, por qué no sembrar un par de plantas? . Verás que la misma se reproduce muy rápidamente, al igual que rápidamente sentirás revigorizado tu cuerpo. Tener unas frambuesas silvestres para un postre, un zumo de frambuesa fresca o como adición a tu smoothie nunca cae nada mal.

Jabonesv3A

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)

De venta en Amazon.. Haz click en la imagen para comprar YA!

Loading…