cebolla

La cebolla no cura todos los males...pero como ayuda!

Cuantas veces no escuchamos a las abuelas decir que le pongas cebolla a un jugo para la gripe, o que comas la cebolla cruda tantas veces al día, y volteamos los ojos hacia atrás como diciendo.. que se trae la viejita con la cebolla?

Pues tu abuela tiene razón!. No seas incrédulo que ella tiene razón, y si ella no te sabe explicar el por qué. Nosotros sí..

La cebolla contiene glucoquinina, la cual es llamada fitoinsulina también, por su efecto controlador de la glucosa en la sangre. Por lo que es sumamente beneficiosa para la diabetes.

Es un anti bacterial por excelencia. Controla la proliferación de los microbios y bacterias en tu organismo. Entiendes por qué la abuelita la manda en jarabes para la gripe?

Estimula la memoria por su contenido en fósforo.

Contiene otro compuesto que se llama quercitina, el cual ayuda a la absorción del calcio en los huesos y en el sistema vascular.

Su silicio mantiene la elasticidad de tus venas y arterias.

Es un diurético natural, facilitando a su vez, las funciones del riñón, y a la excreción del líquido de más en tu organismo.

Para aquellos que sufren de reumatismo, ayuda a alcalinizar la sangre, disolviendo el ácido úrico.

Si sufres de gases, la cebolla ayuda a controlar la dispepsia en el estómago.

Ya ves? La viejita tenía razón. Hazle caso que la voz de la experiencia tiene una base científica...