cena de navidad

5 consejos ecológicos para lidiar con los residuos de la cena navideña

La cena navideña se aproxima a gran velocidad y con ella, exuberantes cantidades de comida que se compran o preparan para disfrutar en familia.

Si en tu familia no es común reunirse todos a lo largo del año, es posible que a la hora de la cena de Navidad las porciones sean difíciles de calcular, por lo que comúnmente se compran más cantidades de lo que en realidad se va a consumir, como dice el dicho: “Más vale que sobre, a que falte”.

La contraparte de esto es que al desconocer qué otros usos se les pueden dar a estos platillos, muchos optan por tirarlos o guardarlos de manera incorrecta hasta que se echan a perder. El desperdicio de comida no sólo genera daños económicos, también daños al medio ambiente.

Aquí te dejamos unos consejos de cómo aprovechar los residuos de la cena navideña:

1. Dale nuevos usos al aceite sobrante

Si en tu casa cocinan, sabrás de las cantidades de aceite que se usan para preparar los platillos, sin embargo, muchas veces queda sobrando en el sartén, olla, etc. Desecharlo representa una gran contaminación ya que un litro de aceite contamina hasta mil litros de agua.

En lugar de desecharlo, aprovéchalo y dale un nuevo us,o como hacer velas. Necesitas solo un recipiente, alambre, hilo grueso y el aceite que quieres reciclar, lo único que debes hacer es filtrarlo (sobre todo si se usó para freír), y en el recipiente colocar el hilo, el alambre y el aceite (dejando que el alambre sobresalga ya que será la mecha).

También puedes utilizarlo para lubricar piezas de distintas maquinarias, incluso puedes usarlo para pequeñas reparaciones como aceitar las bisagras de las puertas para que no hagan ruido al moverse. O si lo prefieres, destínalo a un centro de reciclaje especializado.

2. Haz crema con la ensalada sobrante

Antes de presentar la ensalada o las verduras en la cena, procura no aderezarlas, sino que cada quien lo haga en su porción, de esa manera la que quede sobrante podrás convertirlas en unas cremas estupendas, o suaves purés.

3. Aprovecha la carne, pescado o pollo cocido

Si sobró de alguno de estos guisados, puedes aprovecharlos para hacer croquetas, empanadillas, rellenar pimientos, dar más sabor a un caldo o a una sopa, para un estofado o, incluso, para una ensalada.

4. ¿Exceso de pasta o arroz?

Si haces demasiada pasta o arroz aparta lo que no vayas a comer (sin mezclar con la salsa o los condimentos) y guárdalos en una fiambrera en la nevera. Es perfecta para hacer ensaladas o como guarnición de la carne o el pescado.

5. ¿Qué hacer con los residuos de comida?

La cantidad de basura proveniente de los sobrantes de los platos navideños es generalmente mayor durante este período que en el resto del año. Es necesario que separes los desechos orgánicos en contenedores separados de plásticos, cartones o vidrio para permitir no sólo que la materia orgánica pueda ser reciclada en forma de compost para fertilizar los campos, sino que estos otros materiales que no són tan fácilmente reciclables pasen a contaminar y aumentar los gases de efecto invernadero.

Al lavar los trastes…

Recuerda enjuagar primero con jabón, y luego lavar sin mantener la llave del agua abierta. Platos, vasos y cubiertos deben ser separados para lavarlos en lote y ser más eficiente en el consumo de agua.

De acuerdo con datos del a la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos, en México se desperdician hasta 30,000 toneladas de alimentos en buen estado y en Navidad esta cantidad puede aumentar hasta 20%.

Por ello es importante que reduzcas tu impacto ambiental esta Navidad, aprovechando cada uno de los alimentos que se preparen o compren al planificar con tiempo tus compras y las porciones a preparar. ¡Disfruta de una Navidad en armonía con el medio ambiente!

COLABORACIÓN DE EARTHGONOMIC MÉXICO, A.C. Nuestra misión es fomentar el desarrollo de la sociedad en armonía con el entorno natural y el respeto a los seres vivos.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)
Tagged under reciclaje, navidad,

Lee también...