Logo
Fructosa

Fructosa: Vejez, Diabetes y Obesidad disfrazadas con un toque de dulzura

La fructosa es un tipo de azúcar que se encuentra en los vegetales de forma natural.

Sin embargo, su procesamiento químico-industrial y su empleo desmedido en la industria alimenticia es uno de los presuntos sospechosos del incremento en los índices de obesidad mundial.

La fructosa como tal existe en los alimentos vegetales, al igual que la glucosa. Ambos conforman lo que llamamos Azúcar. La primera, a diferencia de la glucosa es de lenta absorción en el cuerpo, en su forma natural. Sin embargo, una vez extraída de los alimentos, como por ejemplo del maíz (sirope de maíz alto en fructosa) es utilizado como edulcorante en una amplia variedad de alimentos industrializados. Mientras la glucosa es responsable de los picos de azúcar en la glicemia por ser de una rápida metabolización, la fructosa pasa a ser almacenada en el cuerpo como parte de las reservas energéticas del mismo. Hasta ahí todo suena bien, sin embargo la fructosa concentrada e industrializada es asimilada en cantidades tan elevadas en el organismo que se acumulan y aumentan tu peso, y volumen. Por otro lado es una forma tan densa de azúcar, que una vez almacenada, no es tan fácil de convertir en energía, por lo que a menos que lleves un ritmo de vida muy activo, conduce a la obesidad.

Así mismo la fructosa procesada produce a otros efectos secundarios en el organismo al ser difícilmente metabolizable:

  • Eleva el ácido úrico, el cual a su vez, contribuye a elevados índices de presión arterial.
  • La fructosa por otro lado engaña al sistema endocrino, pues altera la secreción de hormonas, y te hace sentir hambre cuando realmente no la tienes, por lo que comes sin realmente necesitarlo.
  • Eleva el colesterol malo, disminuye el colesterol bueno, eleva los triglicéridos, y los índices de glicemia dela sangre.

La fructosa, al colocar tu cuerpo en un estado de sobre marcha para procesarla, conduce también a la vejez de forma prematura.

Estas alteraciones del organismo eventualmente conllevan a enfermedades coronarias, cerebrovasculares, problemas en el riñón, diabetes; y por supuesto, obesidad.

Otra de las consecuencias inmediatas del bombardeo de fructosa por parte de la industria alimenticia en todos los alimentos procesados, es que el páncreas se ve forzado a producir insulina constantemente en una especia de sobre marcha, el cual no solo agota la vida útil de este órgano, o lo descontrola, sino que el resto del cuerpo se ve abrumado y pronto las células dejan de responder a la insulina de forma adecuada, por lo que los índices glicémicos se disparan, con los consecuentes episodios de “Rush” de azúcar. Esta primera etapa es lo que llaman insulino tolerancia, que después desemboca en lo que conocemos como la diabetes.

Existen otros tipos de edulcorantes que puedes utilizar para evitar utilizar azúcar, derivados industriales de esta como la fructosa, como la miel de agave, la cual es mucho más tolerable por el organismo, y no dispara tus índices glicémicos como lo hacen los edulcorantes artificiales procedentes del jarabe de maíz.

Por último, te sugerimos una lista de alimentos y especias que ayudan a equilibrar tu índice glicémico:

Cacahuetes, nueces de Brasil, nueces de macadamia, almendras, pistachos, maní y frutos secos, aguacates, humus, garbanzos, lentejas, guisantes, zanahorias (crudas), berenjena, brócoli, coliflor, col, lechuga, frijoles, pimientos rojos, cebollas, yogur natural, batatas (en pequeñas cantidades), arroz integral (en pequeñas cantidades), quínoa (en pequeñas cantidades), cerezas, ciruelas, manzanas, melocotones, pomelo, peras, albaricoques, coco, leche de coco, kiwi, fresas, moras, frambuesas, canela, clavos, comino, ginseng, salvia y cúrcuma.

Si tienes factores de riesgo como antecedentes familiares para desarrollar la diabetes tipo mellitus, reducir el consumo de azúcar común en tus alimentos, mantener un nivel de actividad física; son de las primeras cosas que debes realizar para controlar naturalmente tu nivel de azúcar o glucosa en la sangre. Consulta a tu médico!

Tagged under obesidad diabetes frutosa
Equilibrium lo natural como estilo de vida es marca registrada de Mexican Publishing Advertising Sa de CV