desgarro muscular

Los desgarros musculares… “Faster-higher-stronger”

Uno de los lemas del deporte mayormente conocidos incluso a nivel olímpico es “Citius-altius-fortius” (más rápido-más alto-más fuerte).

La intensidad de los entrenamientos y el ímpetu de los atletas por conseguir sus metas hoy en día, hace que en muchas ocasiones exista un sobre esfuerzo a nivel muscular lo cual lo puede llevar a un fallo biomecánico conocido como desgarro muscular.

Los desgarros musculares son de las lesiones más comunes en el sistema musculo-esquelético.

El día de hoy, vamos a definir que es un desgarro muscular y cuál es el más común.

La parte posterior del muslo está constituida por un grupo de músculos muy potentes, llamados en conjunto isquiotibiales (hamstring): el bíceps femoral, semitendinoso y semimembranoso principalmente. Los desgarros en esta zona (hamstring strains) son de las lesiones más comunes sufridas por los atletas.

La definición de un desgarro es el estiramiento excesivo de la unidad muscular. Estas lesiones ocurren en una región anatómica llamada unión músculo-tendinosa, a nivel del conocido popularmente como el “tendón de la corva”. Esta lesión se puede clasificar dependendiendo del tipo de desgarro en diferentes grados que van desde el más bajo, como un daño celular intrínseco imperceptible, pasando por fases que generan un dolor tolerable y ligera inflamación, hasta el daño vascular que genera dolor agudo, sangrado y un hematoma profuso en la zona afectada. Esto es:

  • Grado I (Leve): conocido como “tirón muscular” (pulled muscle) donde ocurre una disrupción de las fibras musculares de un 5%.
  • Grado II (moderado): desgarro parcial, donde se rompe un mayor porcentaje de fibras, sin llegar a una ruptura total.
  • Grado III (severo): ruptura completa de la masa muscular.

La importancia de la clasificación de estas lesiones musculares determina el tratamiento a seguir. Que en la mayoría de los casos, con un tratamiento conservador, suele mejorar siguiendo todo un protocolo de manejo. Sin embargo, una lesión de este tipo si no es atendida de forma oportuna, puede ser determinante para la carrera de un atleta de alto rendimiento.

El tratamiento, tan simple como puede parecer, está orientado para todos los tipos de lesiones deportivas, desde las menores hasta las más incapacitantes. La importancia del mismo radica en la naturaleza de la reparación muscular. El tejido muscular no se regenera, forma una cicatriz fibrosa que sus características cuantitativas y cualitativas llegan a ser determinantes en el proceso cicatricial. Los especialistas nos enfocamos en el proceso de remodelación de la cicatriz fibrosa, permitiendo así la adecuada alineación de las fibrillas musculares. Mediante un tratamiento médico adecuado y programa personalizado de terapia física y rehabilitación evitamos una formación desorganizada de la cicatriz fibrosa, el principal factor para la recurrencia y el agravamiento de dichas lesiones.

Qué es lo que debes hacer cuando presentas esta lesión???

Te encuentras en medio de un entrenamiento y presentas un dolor en la región posterior del muslo que aumenta con la extensión de la pierna e incluso que limita la marcha…

RICE… qué es?

  • REST (Reposo): no quieras sobre esforzarte! Es probable que no sientas tanto dolor por las endorfinas que se liberan mientras practicas ejercicio. Solo agravar la lesión y aumentar el dolor.
  • ICE (Hielo): puedes aplicar hielo en forma directa para reducir la inflamación (sin lastimar la piel) en la zona lesionada con una bolsa o empaquetarlo con película adherente (para emplayar).
  • COMPRESSION (Compresión): coloca una venda elástica en toda la pierna desde el pie dando compresión moderada hasta la región más proximal de la pierna.
  • ELEVATION (Elevación): mantén la pierna elevada para permitir la circulación adecuada y por medio del retorno venoso, evitar la inflamación. Si estas sentado, recarga la extremidad en una silla frente a ti. Si estás acostado, apila unas almohadas de tal forma que eleves la extremidad a 30 grados con respecto a la cama.

No te auto mediques!

Puedes estar ocultando una lesión crónica que puede resultar más grave de lo que aparenta.

Acude con un especialista!

En ocasiones las personas que no están entrenadas de forma adecuada, pueden agravar la lesión dando masajes y estiramientos forzando al músculo. Lo que puede retrasar tu recuperación.

No importa la condición física en que te encuentres, las lesiones deportivas ocurren por muchas razones, desde el sobre esfuerzo o una técnica inadecuada al hacer ejercicio físico, causando lesiones por ejemplo como la del codo del tenista.

El dolor e hinchazón son tus primeras advertencias de que algo no está bien. Suspende la actividad física inmediatamente antes de que les lesiones agudas ocurran y las consecuencias sean mayores.

Dr. Alejandro Abner Barragán López

Especialista y Subespecialista en: Ortopedia-Artroscopia-Cirugía Deportiva.

Graduado en Universidad La Salle Facultad Mexicana de Medicina.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

5 1 1 1 1 1 Rating 5.00 (2 Votes)
Tagged under lesiones musculos desgarro

De venta en Amazon

Loading…